Noticias

Al pie de las cruces

Desde hace meses,
donde estamos,
donde estás,
es ya Viernes Santo: ¿cuándo habrá terminado
la larga agonía de los pueblos,
el exterminio de los inocentes?

Cada día es una lotería:
¿estaremos aún vivas,
esta noche, mañana?
Con el miedo en las tripas
encarar lo cotidiano
de las bombas y las minas.

Muchedumbres a millares,
hombres, mujeres, niños
perseguidos, extenuados,
faltándoles todo,
huyen a ningún lado
porque todo les está cerrado.

Hay gente que embarca,
centenas, millares,
en un viaje extenuante
que para muchos
termina en el fondo del mar
o de una cárcel.

Olvidados,
su vida no cuenta
para nada.
Atrincherados,
los ricos se encierran
en su confort.

Hoy,
al pie de la Cruz.
No queda más que
sufrimiento,
silencio
y lágrimas.